En mayo se realizó la cuenta pública del ministerio de Agricultura. Sobre las medidas mencionadas en torno a la Comisión Nacional de Riego, conversamos con su secretario ejecutivo, Federico Errázuriz, quien nos entregó su visión del ayer y el mañana.


EL AYER (2019)

  • “Por mandato presidencial, el presupuesto de la CNR fue incrementado en un 51% (más de $30 mil millones) en comparación a 2018, para ir en directo apoyo de las zonas declaradas con emergencia agrícola por la sequía, logrando llegar al término de 2019 con un monto disponible de más de 100 mil millones de pesos”.
  • “De la totalidad de los recursos disponibles en el año a través de la Ley Nº18.450, más del 82% fueron destinados a pequeños agricultores y sus organizaciones, alcanzando una bonificación de más de $74.000 millones”.
  • “Durante todo el año pasado, bonificamos 1.712 proyectos, que beneficiaron a más de 49 mil agricultores con la tecnificación de casi de 18 mil hectáreas y la incorporación de más de 11 mil hectáreas de nuevo riego”.
  • “Sólo en 2019, se bonificó un total de 182 compuertas automáticas con más de $7.300 millones. Este tipo de obras presentan un gran crecimiento y son una gran alternativa para mejorar la gestión y el control en el reparto de las aguas”.
  • “Con el objeto de aprovechar las aguas subterráneas, diseñamos un Plan Nacional de Recarga de Acuíferos para la Agricultura, desarrollando dos importantes iniciativas: la elaboración de una guía metodológica que otorga el marco operativo para generar estos proyectos; y una experiencia piloto de recarga de acuíferos”.

EL MAÑANA (2020 EN ADELANTE)

  • “El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera ha mostrado un compromiso inédito con el riego. Entre los años 2019, y 2021, habremos administrado un presupuesto superior a los $112 mil millones anuales para fomento el riego, lo que representa un enorme desafío para la institución. Esto es un 82% superior al promedio anual que tuvo la CNR entre el período 2015-2018”.
  • “Entre los principales desafíos que tenemos y que apuntan a una mejor gestión está el continuar con el fortalecimiento de las organizaciones de usuarios de agua (OUA), especialmente de sus dirigentes, en los distintos territorios”.
  • “Mejorar el uso de los sistemas de riego a través de la capacitación a los regantes, especialmente a los pequeños y medianos agricultores”.
  • “Seguiremos empujado con mucha fuerza la implementación de tecnologías asociadas al riego y algunos nuevos instrumentos enfocados precisamente en mejorar la gestión del agua que hacen las OUA”.
  • “Es difícil que la situación general de déficit se revierta hacia fin de año, especialmente en la zona central, por lo que la colaboración público-privada es y seguirá siendo fundamental para aumentar la infraestructura de riego en los distintos niveles, mejorar la gestión y así contribuir al desarrollo del sector agrícola que hoy, más que nunca ha demostrado ser de vital importancia”.