En junio y julio, los agricultores mostraban su optimismo por las precipitaciones recibidas durante esos meses, como lo manifestó el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura, Ricardo Ariztía: “Las lluvias y nieves de junio y julio las recibimos con alegría y esperanza. Esto nos permite tener una visión más optimista para la próxima temporada agrícola, la producción de alimentos y la generación de empleos en las comunas rurales”.

En 2020 ha llovido más que en 2019 y las reservas de agua nieve también superan a las del año pasado, pero como lo señala el director del centro de Agricultura y Medio Ambiente de la Universidad de Chile, Fernando Santibáñez, seguimos en sequía. “No debemos olvidar que aún estamos por debajo del promedio, de modo que no debemos perder de vista la necesaria austeridad hídrica”.

En Chile la sequía no ha terminado y el déficit hídrico sigue siendo importante. Respecto al pronóstico para los próximos meses, Santibáñez señala que “de octubre a diciembre, las lluvias se ajustarían un poco más al promedio de cada mes. Con esto el año debiera terminar con un déficit de entre 20% y 30% sobre la base anual”.


NUEVA EDICIÓN DEL ANUARIO VIVEROS 2020

Cada dos años, la Asociación de Viveros de Chile, AGV, presenta el Anuario Viveros en base a información clave sobre la comercialización de plantas frutales y plantines de hortalizas en Chile.

En esta edición, se destaca la importancia del recambio varietal que ha adoptado el sector frutícola para atender a la activa dinámica de preferencias de los consumidores en mercados internacionales. Una de las especies más representativas de este recambio varietal es la uva de mesa.

La quinta versión del Anuario Viveros refleja también la comercialización de plantines de hortalizas, que para 2019 alcanzó 780 millones, correspondientes en más del 70% a tomates y  lechugas. Dentro de los plantines de tomate, un 90% se destina a industria y apenas un 10% a consumo fresco.

En frutales destacan también los avellanos europeos, con cerca de 3.500 hectáreas plantadas y las vides, tanto de mesa como de vino, con 3.200 y 2.500 hectáreas respectivamente, en el caso de las viñas en su mayoría por concepto de replante.

Por otra parte, se comercializaron unos 3,2 millones de plantas de arándanos durante 2019 en Chile. Las plantaciones de manzanos estuvieron en torno a las 1.300 hectáreas, evidenciando una baja respecto de años anteriores.

El Anuario Viveros 2020 está disponible para descarga virtual a través de la web www.viverosdechile.cl