A pesar de que en 2020 tuvimos el julio más lluvioso del siglo y en 2021 el enero más lluvioso en los últimos 60 años, nuestro país sigue sufriendo una sequía que lleva más de una década. La Dirección Meteorológica y el Ministerio de Medio Ambiente de Chile indicaron que el 2020 fue el tercer año más seco a nivel nacional desde que se tiene registro.

Las lluvias producidas a fines de enero causaron problemas a los agricultores de varias regiones y lograron que las precipitaciones acumuladas superaran los 100 mm en algunas estaciones de la red agroclimática, además de permitir que el suelo absorbiera algo de agua. Sin embargo, las lluvias no influyeron mayormente en los caudales de los ríos, según lo señaló el último informe Monitor Agroclimático del Gobierno.

A comienzos de enero la Dirección General de Aguas (DGA) entregó el estudio “Actualización del Balance Hídrico Nacional”, donde se analizaron las 174 cuencas hidrográficas de todo el país. La investigación fue liderada por el departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile, también fueron parte del estudio investigadores de la Pontificia Universidad Católica y de la Universidad Austral. El documento advierte sobre la disminución generalizada de recursos hídricos, sobre todo en la zona centro sur del país, donde algunas proyecciones futuras muestran una reducción en la disponibilidad de agua en la zona de hasta 50% para el período 2030-2060.

Según el último informe de coyuntura agroclimática emitido por el Ministerio de Agricultura, “por ahora, no se puede decir mucho sobre qué ocurrirá los próximos meses a nivel más local, sin embargo, la información del APEC Climate Center prevé déficit de precipitaciones el próximo trimestre para todo el país, siendo más marcado en la zona central”.

ALGUNAS CIFRAS

  • Más del 70% del territorio nacional está afectado por la sequía.
  • En marzo 2021, 78 comunas tienen decretos de escasez hídrica vigentes.
  • $27 mil millones es el presupuesto de Indap para riego en 2021.