Más de 10 años de sequía y un pronóstico que anuncia que la escasez de agua va a ir creciendo hacen necesario tomar medidas al respecto. Una iniciativa que busca fomentar la gestión sostenible del agua es el Acuerdo de Producción Limpia, Certificado Azul.

¿Qué es el sello azul?

Es un instrumento voluntario mediante el cual las empresas pueden implementar acciones concretas de resiliencia para enfrentar estos efectos adversos provocados por el cambio climático.

Este acuerdo es parte del Programa Latinoamericano “El Agua nos une”, en el que participan el ministerio del Medio Ambiente, la Superintendencia de Medio Ambiente, la Dirección General de Aguas, INDAP, Corfo, Prochile, Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Chilealimentos, Sofofa, Asimet, Sociedad Nacional de Agricultura y Sociedad Nacional de Minería.

¿Cuál es el objetivo del Certificado Azul?

Contribuir a la seguridad hídrica de Chile mediante el uso eficiente y sustentable del agua en la producción de bienes y servicios. Representa una oportunidad para que las empresas de distintos sectores avancen hacia una gestión sustentable del agua.

¿Cómo funciona?

La empresa que busca obtener el certificado azul debe aplicar una norma internacional para la Evaluación de la Huella de agua (ISO 14.046). Con esto se podrá identificar el consumo de agua en la producción interna, en la cadena de proveedores y los posibles efectos que tiene su producción en la salud humana y el ecosistema. La herramienta permite crear acciones para reducir el impacto en el territorio entregando a las empresas una mirada más global. Las empresas se comprometen también a implementar un plan de valor compartido en los territorios en que están insertas, relacionados con los impactos de la huella de agua.

¿Qué rol juega la SNA?

Como señala el jefe de Estudios de la SNA, Francisco Gana, “la SNA junto con otros actores desarrolló un sello azul de tal forma de que se identifique a las personas que tienen una responsabilidad con el agua y están tratando, dentro de sus propias posibilidades, usar tecnologías para el cuidado del agua”.

Para Francisco ésta sería la primera parte del proyecto: tener el sello, una segunda parte sería sociabilizarlo con la ciudadanía con el fin de que se conozca que existen personas que valoran esta responsabilidad con el agua y quieren mostrarlo.


Nueva directiva de la SNA visita La Araucanía

Una intensa agenda tuvo el presidente de la SNA, Cristián Allendes, en su primera gira por La Araucanía, donde viajó acompañado del vicepresidente del gremio, Gastón Caminondo y el secretario general, Juan Pablo Matte. El objetivo del recorrido, realizado los días 16 y 17 de junio, fue escuchar y conocer en terreno la situación política, social, económica y de seguridad la zona.

En La Araucanía se reunieron con el intendente regional Víctor Manoli, el fiscal regional Roberto Garrido, el gobernador electo Luciano Rivas, el Vicario General de la Diócesis Juan Andrés Basly, los generales de Carabineros de la macrozona sur y jefe de zona La Araucanía, Carlos González y César Bobadilla, el Parlamento Mapuche y gremios de la zona como la Sociedad de Fomento Agrícola de Temuco (SOFO), la Asociación Victoria y la Multigremial de La Araucanía.

El presidente de la SNA, Cristián Allendes concluyó: “Tuvimos una positiva gira a La Araucanía, en la que pudimos constatar en terreno los problemas de los agricultores de la zona rural, los cuales a través de sus relatos nos manifestaron la necesidad de contar con un verdadero Estado de Derecho, que se traduzca en tranquilidad para ellos y sus familias, y poder desarrollar así sus proyectos agrícolas. Quedamos tristemente sorprendidos por sus vivencias a diario, por lo que ahora nuestra tarea es gestionar y encontrar soluciones concretas a las demandas que llevan mucho tiempo sin respuesta”.


Cerezas en China: Conclusiones

Desde China, el embajador chileno Luis Schmidt entrega sus conclusiones sobre la exportación de cerezas al gigante asiático, la cual no estuvo ausente de acontecimientos, noticias falsas e incertidumbres.

La temporada de cerezas tuvo un buen inicio, pero después de unas semanas se vio fuertemente afectada por el rumor de que se había detectado Covid19 en algunas cajas de cerezas exportadas, noticia que fue ampliamente difundida, sin ser veraz. Finalmente, y luego de tomar medidas comunicacionales al respecto, la crisis de demanda fue resuelta, con ayudas de las autoridades chinas y campañas promocionales de ASOEX y el Comité de Cerezas, como cuenta el embajador de Chile en China y ex presidente de la SNA, Luis Schmidt. “Nuestra temporada de cerezas retomó su venta, los precios fueron inferiores a los normales que hasta ese momento eran muy superiores a la temporada anterior, pero se vendieron la totalidad de éstas”, afirma.

“Hay que sacar conclusiones”, agrega Luis Schmidt y enumera:

1.- “Los precios también fueron afectados por un crecimiento de envíos un 42% mayor al de la temporada anterior y la calidad de algunos lotes enviados dejaba mucho que desear, presentado varios problemas de calidad y condición del producto. Tampoco es sano que más del 92% de nuestra producción de cerezas venga exclusivamente a China, por lo que hay que diversificar de manera urgente los mercados y abrir otros mega mercados como India e Indonesia”, argumenta Luis Schmidt, quien invita también explorar en Europa y USA cerezas orgánicas que están teniendo muy buenos precios. También sugiere adelantar cosechas o retrasar en la zona sur para tener una temporada más larga.

2.- “Visto desde China, las cerezas chilenas seguirán teniendo un gran mercado aquí en China en la medida que el producto enviado sea de primerísima calidad. Por eso, calidad, calidad y calidad es lo principal y el mercado chino siempre pagará precios muy buenos por cerezas de calidad”, enfatiza el embajador.

3.- “Los agricultores y exportadores chilenos deberán preocuparse cada vez más de mejorar nuevas variedades de cerezas con mejor color, mejor sabor y mejor vida de postcosecha. Variedades antiguas y tradicionales como la Bing ya están siendo castigadas en preferencias”, concluye.


Consejo de Restauración del Medioambiente

Una instancia de diálogo y participación público-privada, con la misión de acordar un plan de acción integral para avanzar en la restauración de paisajes, es el Consejo de Restauración del Medioambiente.

A través de múltiples experiencias y ámbitos de acción de los convocados, el Consejo Asesor, del cual la SNA es parte, debe aportar ideas, propuestas y planes de acción para lograr el objetivo de la restauración de paisajes degradados, así como evitar anticipadamente esa condición.

El consejo está integrado por diversos actores tanto del mundo público como privado, que tienen dentro de sus ámbitos de acción, una orientación por la sustentabilidad medioambiental.

“Nos parecen muy importantes estas instancias de diálogos tempranos de materias complejas y con impactos presentes y futuros en el medioambiente”, asegura Juan Pablo Matte, Secretario General de la SNA. Plantea, además, la necesidad de ampliar aún más la visión: “Hoy el foco está en bosques y humedales, sin embargo abogamos por una mirada integral del territorio, en donde el desarrollo agrícola tiene un importante aporte”, concluye.

 


El ABC de nuestros Consejeros: Pedro Nickelsen Dessy

Pedro Nickelsen Dessy es socio de la Sociedad Nacional de Agricultura hace aproximadamente 20 años, y actualmente es Consejero Regional por La Araucanía. Su relación con la SNA viene desde niño, ya que su papá, Pedro Nickelsen Kowald, también fue socio de la SNA durante su época de agricultor. Tiene 67 años, es contador auditor de la Universidad de Chile y trabaja en el fundo Agua Buena de Collipulli.

Agricultura:

Su vinculación con la agricultura es de origen familiar. Su abuelo tuvo la primera incursión en el rubro, después su papá, él y ahora su hijo. Su motivación actual está en desarrollar la empresa agrícola familiar, poniendo énfasis en dos aspectos: cultivos y frutales. Pedro comenta que en los cultivos, el énfasis está en la protección del medio ambiente, principalmente el agua y el suelo: “el principal aspecto a considerar en este sentido es la incorporación total de nuestros residuos de cosecha al suelo”.

Sobre los frutales, entre los que destacan arándanos, cerezas, manzanos, Pedro cuenta que tienen como destino la exportación: “todos estos cultivos tienen como destino la exportación, destacando también el tener variedades protegidas y que se destinan a mercados muy específicos”.

Basta:

Como agricultor de La Araucanía conoce de cerca la situación que se vive en la macrozona sur del país. El Sargento de Carabineros Francisco Benavides murió en el camino público de acceso a su predio, y “es la cuarta víctima fatal en el barrio en menos de un año”, señala con tristeza. “Suena paradójico, pero nosotros no nos sentimos parte del problema. El tema es del Estado de Chile con La Araucanía y los araucanos. El Estado ha sido incapaz de avanzar en las propuestas y demandas que tiene el pueblo araucano”, comenta Pedro, para quien el tema sí tiene solución y debe ser abordado por toda la institucionalidad, “abordando los temas desde una perspectiva histórica y que se refiere al rezagado desarrollo de la región respecto a las vecinas. En La Araucanía tenemos un atraso de más de 50 años”, argumenta.

Consejero:

Pedro Nickelsen espera aportar desde la perspectiva regional: “considero importante mantener informado al Consejo de la SNA respecto de lo que está sucediendo en los ámbitos sociales, empresariales, económicos y culturales”.

“El Estado ha sido incapaz de avanzar en las propuestas
y demandas que tiene el pueblo araucano”.