“Desafíos para cultivar una buena política” fue el título del panel de conversación política de Enagro 2023, donde Ernesto Ottone, doctor en Ciencias Políticas, ex Jefe del segundo piso de La Moneda del gobierno de Ricardo Lagos; Jorge Burgos, ex Ministro de Defensa y del Interior en el segundo gobierno de Michelle Bachelet; Cristián Larroulet, ex Ministro de la Segpres y ex Jefe del Segundo Piso de La Moneda en los gobiernos de Sebastián Piñera; y Gonzalo Blumel, ex Jefe del Segundo Piso de La Moneda y ex Ministro del Interior en los gobiernos de Sebastián Piñera, analizaron el momento político ad portas del plebiscito de una nueva Constitución.

¿Qué frases sacaron aplausos? ¿Cuáles fueron interpeladas y qué citas de Winston Churchill fueron recitadas? A continuación, las respuestas.

1.- Chile ante la contingencia mundial

Ernesto Ottone comenzó analizando la situación mundial, calificándola como “muy grave” debido a las guerras, la generada por la invasión de Rusia a Ucrania y la comenzada por la invasión de Hamas a Israel.

En ese contexto América Latina además, está con mal resultado económico, señaló: “Nos hemos alejado de un momento en que nos acercábamos como región Latinoamericana al mundo más desarrollado. Hoy día hemos retrocedido respecto a eso”.

¿Qué puede hacer un país como Chile, un país de desarrollo medio alto en algunos aspectos, pero pequeño? Se preguntó Ernesto. “Un país que necesita para desarrollarse un mundo lo más pacífico, donde se desarrolla el comercio, donde no hay tendencias”.

Y a eso, se suman los niveles de conflicto interno. “Chile necesita más que nunca una adversariedad que es natural de la democracia, pero una adversariedad que tenga límites, que tenga fronteras y que permita desarrollarse en un mundo muy complejo, muy difícil y que va a seguir siendo difícil en los próximos años”.

Cristián Larroulet agrega otro elemento al escenario internacional, producto de los conflictos y de la posición geopolítica de China, Estados Unidos “está cambiando su política económica e internacional y eso es súper relevante, especialmente para el mundo silvoagropecuario”.

Asimismo, el ex Ministro Segpres, “la política económica norteamericana empieza a girar en función del problema geopolítico. Y eso qué significa, significa que están colocando impuestos a algunas actividades que consideran estratégicas especialmente con China”. Y añade que están colocando subsidios a determinadas actividades.

Y ante este escenario concuerda con Ernesto: “Tenemos que estar más unidos como país, mucho más unidos en torno a protegernos frente a esta situación adversa en el mundo”.

2.- Acuerdos y reformas, más que refundaciones

Jorge Burgos, ex Ministro del Interior de Bachelet, también concuerda con los anteriores exponentes y agrega: “tenemos que crear las condiciones para recuperar un ánimo de acuerdo”.

Recuerda que, durante un tiempo, en Chile, la palabra “acuerdo” se convirtió en una mala palabra: “el acuerdo era renuncia, era un “no se está jugando por las cuestiones fundamentales”, yo creo que hay que recuperarlo”.

Y ante el título del panel “desafíos para cultivar una buena política” Burgos plantea: “Se necesita recuperar el sentido de lealtad con el orden democrático. Ello supone rechazar siempre, pero siempre, la violencia como método de acción política, esa es la primera regla de la vida en libertad”.

Por último, agrega: “Las instituciones no deben debilitarse con los cambios de gobierno, las fuerzas políticas deben respetar las mismas reglas cuando están en el gobierno que cuando están en oposición. El país no puede ir de estallido en estallido”, expresó obteniendo aplausos de la audiencia.

El también ex Ministro del Interior, Gonzalo Blumel, comenzó su intervención señalando que la política “es como el fútbol, cuando hay un buen árbitro, tenemos partidos de fútbol que fluyen bien y que da gusto verlos y cuando hay un mal árbitro y no se cumplen las reglas, es un desastre y no se puede jugar el juego. En democracia es un poco lo mismo”.

Y añade tres puntos que, a su juicio, se perdieron en la crisis de octubre. Primero, señala: “Que las reglas del juego, siempre se respetan”. Luego, dice: “Se nos perdió de vista que los países avanzan a través de reformas y no de refundaciones”, y en tercer lugar afirma: “La violencia no tiene que tener ninguna cabida en la democracia, la violencia es el adversario más implacable de la vida democrática”.

3.- La centro izquierda y la centro derecha

Ernesto Ottone, toma la palabra, y ante la pregunta, sobre qué le pasó a la centro izquierda en octubre de 2019, dice, sin diplomacia: “Yo tengo la convicción de que la centro izquierda chilena, cometió suicidio”. Agrega, además, que terminó subordinada a una izquierda radical, la cual finalmente “generó este Chile donde aumentan los extremos, y las posiciones moderadas tienen menos apoyo por parte de la ciudadanía”.

¿Cómo se recupera la centro izquierda? “Eso tomará su tiempo”, afirma y explica que ya en este año y medio de gobierno, se ha convocado a esta centro izquierda que, antes se consideraba que lo hacía mal”.

Y recapitula la idea sobre la democracia citando a Jesús Silva, ensayista mexicano: “Lo que hace distinta (a la democracia) es que el que gana, no lo gana todo, y que el que pierde, puede ganarlo en un futuro. Esa es la esencia de la democracia”.

Jorge Burgos apoya la tesis de Ernesto del suicidio, “medio asistido” agrega, pero tiende a creer que “se puede resucitar” y agrega que una centro izquierda es “muy necesaria en un país como el nuestro y para los países en general”.

“Que sea capaz de ser ´bisagra´ (a algunos les carga esta palabra) en algunos temas. Yo creo que es central”, añade respecto al rol de la centro izquierda y relata que con las elecciones de septiembre pasado, hubo un nacimiento de esta centro izquierda, con Demócratas y Amarillos, quienes a su parecer pueden tener un rol interesante en la medida que sean capaces de buscar acuerdos con otros partidos políticos.

Cristián Larroulet, es enfático en apoyar las palabras del presidente Boric (en Enagro) respecto a priorizar la unidad: “La lección aquí es que también tenemos que estar unidos, y de alguna manera los que militamos en la centro derecha, tenemos que exigirle a nuestros dirigentes esa unidad”.

4.- Grandes acuerdos

Durante el panel se conversa sobre la nueva Constitución, previo a su votación y se destaca el tema de los acuerdos, ¿cómo lograrlos?

Gonzalo Blumel alude a Winston Churchill, “quien decía que, en la política, la única actitud que tenía sentido era ser optimista porque, sino para qué”. Y señala: “Yo creo que, en la política, en la vida en general, pero particularmente en la política, lo perfecto no existe. Y quien aspira a lo perfecto, está profundamente equivocado y en general los proyectos políticos utópicos terminan básicamente siendo muy dañinos para la democracia”.

Blumel concuerda en que también habría querido un acuerdo más amplio, pero ¿dejar abierto el tema? Cuestiona…

“El acuerdo por la paz y la nueva Constitución tenía un propósito, derrotar a la violencia que se desató el 18 de octubre, y resguardar la democracia chilena, que no hubiera un quiebre democrático”, señala. “Me parecería incomprensible no avanzar, no cerrar este capítulo, y no poder de una buena vez enfrentarnos en los problemas acuciantes que se mencionaron previamente en materia de seguridad, de salud, en materia de pensiones, y sobre todo en materia de educación, donde creo que hay una crisis feroz”, añade.

Para terminar Jorge Burgos, quien no quiere quedarse sin citar a Churchill, dice aludiéndolo: “El éxito consiste en poder ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”.

Larroulet toma la frase de Churchill citada por Blumel: “Si uno no está optimista en política, qué sentido tiene, para qué” y finaliza: “Todo puede ser perfectible, pero la política es así”.

Blumel cierra el panel, retomando el tema de los acuerdos: “Yo creo que hoy día en política el coraje, no es hablar más fuerte y hablarle al bando propio, el coraje es atreverse a buscar acuerdos, porque esa cuestión no se nos puede perder de vista y acuerdo nunca más puede volver a ser una mala palabra”.